Alquile un apartamento

amueblado en Zúrich

 

Arrendadores profesionales | 100% online | Servicio al cliente excepcional

Encontrar un apartamento ahoraAnunciar un apartomento ahora

Alojamiento temporal en Zúrich

Alojamiento temporal en Zúrich

Con casi 400.000 habitantes, Zúrich es la ciudad más grande de Suiza y la capital del cantón del mismo nombre. El área circundante está densamente poblada, con alrededor de 1,8 millones de personas viviendo en la región metropolitana. A pesar de su población relativamente pequeña, Zúrich es considerada como una metrópoli mundial. Esto de debe a que la urbe es uno de los centros financieros internacionales más influyentes, con grandes bancos establecidos aquí como UBS y Credit Suisse, así como grandes compañías de seguros (por ejemplo, Zurich Insurance Group y Swiss Re). Además, hay varias grandes empresas de medios y dos instituciones de educación superior. En consecuencia son muchos los viajeros de negocios que vienen a la ciudad. Para éstos, los apartamentos amueblados constituyen una alternativa más barata al alojamiento en hoteles.

Apartamentos amoblados en Zúrich

Apartamentos amoblados en Zúrich

Quedarse en Zúrich con la familia

Quedarse en Zúrich con la familia

Barros populares en Zúrich

Zúrich no es solo un importante centro bancario, sino también una ciudad histórica, inmersa en un hermoso entorno natural. Es un buen lugar para vivir, especialmente en el casco histórico, en Seefeld y en el prometedor Aussershil.

El casco antiguo de Zúrich

El casco antiguo es el núcleo histórico de Zúrich. Originalmente se dividía en la Ciudad Chica (también denominada Ciudad Menor), en la parte izquierda del río Limmat y la Ciudad Grande (también Ciudad Mayor, ahora conocida como Dörfli o Niederdorf), al lado derecho del Limmat. Aquí también se encuentra el ayuntamiento de la ciudad, aún en uso. Además, hay varias tiendas y restaurantes en Niederdorf. Otra peculiaridad característica del sector es la casa en la dirección Spiegelgasse 14, en la que vivió Lenin durante su estancia en Zúrich.

En la Ciudad Chica la historia de este distrito se hace particularmente visible. Su Schipfe es uno de los barrios más antiguos de Zúrich. El nombre recuerda a los marineros (Schiffer) que en tiempos de antaño empujaban aquí sus botes al agua. Aquí se pueden visitar todavía los arcos de la antigua muralla del puerto.

El distrito de Zúrich Aussersihl

Durante mucho tiempo, el distrito de Aussersihl, que se incorporó en 1893, fue utilizado por la ciudad para externalizar cosas desagradables, como la prostitución. Así se convirtió en una zona roja y en un entorno de drogas. La mala reputación viene especialmente de un rincón al que se le apoda „Triángulo de las Bermudas”: se trata de una sección de la calle Langstraße llena de vida nocturna, especialmente de prostitución. Pero el distrito está cambiando. Los alquileres relativamente bajos han atraído a estudiantes y a gente creativa. Se han abierto nuevos bares interesantes, una oficina de arquitectura está planeando la restauración de los edificios antiguos y ha surgido un distrito hipster a partir del antiguo distrito problemático.

El barrio de Seefeld en Zúrich

Tan solo teniendo en cuenta la Villa Egli, el Atelier Hermann Haller y el Pabellón Le Corbusier, se puede dicer que Seefeld ofrece mucha cultura. Pero como si esto fuera poco, la ciudad actualmente está expandiendo el área alrededor de la calle Höschgasse para convertila en un punto de encuentro urbano basado en una zona de museos. Para este propósito, se están restaurando elementos de jardín individuales y colocando asientos. Pero no hay que esperar, ya hoy el distrito es absolutamente digno de visitar. El taller artístico Hermann Haller ofrece en verano visitas gratis para admirar el trabajo del artista plástico suizo fallecido en 1950. La Villa Egli está fantásticamente ubicada, justo a orillas del lago adyacente al Jardín de China. Está decorada con artesanías extraordinarias y, debido a esto, está catalogada oficialmente como monumento histórico. Y el Pabellón Le Corbusier fue creado por el artista del mismo nombre, uno de los creativos suizos más importantes del siglo pasado. El colorido edificio de filigrana se considera a nivel mundial como una obra maestra arquitectónica y es uno de los lugares más famosos de Zúrich.